La indignación justificada

Ha ocurrido lo impensable. Mientras España asume los mayores recortes de la historia y Grecia se hunde bajo las tumbas de sus filósofos inmortales, algunos de nuestros políticos se han perdido entre los anillos de Saturno. Prefiero decir que no son de este planeta, que asumir que se han unido a la moda usurera del banquero.

Bombardeados por mensajes de hundimiento económico, de responsabilidad ciudadana, de aumento de impuestos, de recortes presupuestarios en servicios básicos…la sociedad civil está dispuesta a hacer esfuerzos. Pero nos faltan líderes y ejemplos políticos y nos sobra combustible para el incendio del 15M.

Estos días de tomas de posesiones y “juras bíblicas” vemos estupefactos como algunos de nuestros políticos viven en una realidad paralela. No hablo de economía, es una cuestión de gestos de decencia.

No podemos tolerar que las primeras decisiones de varios de nuestros alcaldes y presidentes autonómicos tengan que ver con la subida de los sueldos del gobierno de turno, la liberalización de más electos o el aumento del número de “asesores de dedillo”.

No soporto las justificaciones basadas en las cuentas saneadas, los remanentes positivos de las cuentas públicas, las reestructuraciones de gobierno o una buena gestión de los recursos económicos. Me indigna escuchar que en el debate político en torno a la crisis se apunte con la tijera a materias intocables como la sanidad, la educación o los servicios sociales.

Pagaré más impuestos, trabajaré más por menos y asumiré unos peores servicios públicos pero no estoy dispuesto a ver como el dinero público financia sueldos inflados en la administración, mantiene competencias duplicadas o reparte subvenciones a dudosas (cuando no rechazables) causas de sectarismo y capirote.

Hagan su propia lista; aeropuertos sin aviones, alcaldes con sueldos más altos que el del propio presidente del Gobierno, pseudo-embajadas nacionalistas, comunidades autónomas miopes ante las necesidades sociales, políticas de “autobombo marketiniano”… ¿todavía hay alguien que no entienda la indignación?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s