Eufemismos, engaños y otros usos políticos

Me gustan las palabras; las honestas, las contundentes y hasta las que mienten. Mejorar la realidad individual mediante el lenguaje puede ser un acto de heroísmo, de humanidad e incluso de supervivencia. Debería ser un derecho embellecer nuestro pequeño universo con palabras que eviten lo catastrófico, lo oscuro, lo inconfesable. A la vez, debería ser un delito su uso en la expresión pública.

Evitar palabras gruesas en los discursos son sólo artimañas para no afrontar el problema o aún peor para no desnudarse. Esconder las verdaderas intenciones y ocultar un pensamiento no aceptado, pero bien fijado en su conciencia, se está convirtiendo en costumbre de la mala práctica política.

“Violencia en el entorno familiar” no es lo mismo que “violencia de género, no podemos asumir que se esconda el factor del machismo en los crímenes. Su uso por parte de los responsables públicos puede marcar un paso atrás en la lucha contra este “femicidio” nacional.

El nuevo Ministro de Economía habla de crecimiento negativo para los próximos meses en nuestro país, evitando en todo momento la palabra “recesión”. Sobre la mesa se acumulan lo que denominan medidas de austeridad y contención del gasto cuando en realidad se refieren a recortes sociales y deterioro de los servicios públicos. Afrontémoslo.

Es histórico este uso manipulado de las palabras entre nuestra clase política. Durante años hemos oído hablar de las aulas transitorias, meros barracones de cartón piedra necesarios ante una mala planificación de las necesidades educativas.

Frente a los eufemismos, encontramos las falsas nominaciones. En pleno municipio de Madrid encontramos el “Centro de Internamiento de Extranjeros” una realidad oculta y consentida por el gobierno socialista. ONG´s, el Defensor del Pueblo,la propia ONUy varias sentencias judiciales la han descrito en sus términos más gruesos; almacén de sin papeles hacinados, sin justicia ni ley donde una botella se transforma en urinario, donde los derechos humanos son palabras perdidas…donde ni el lenguaje es capaz ya de tapar las vergüenzas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s