Archivo de la categoría: Pensamientos

20131231-130735.jpg

Una rodilla clavada en el suelo; no es una derrota, es el principio de la lucha.

Tenso mis músculos, escucho tu respiración, grito y avanzo.
No estoy solo, siento que estoy protegido.

Nunca llegué tan arriba de un solo salto, casi toco las estrellas con mis dedos.
Abajo la hierba y el barro se mezclan con sangre y sudor.
He caído. Busco tus ojos, ahora te toca a ti.

Los golpes hacen estremecer mi cuerpo, hasta el corazón parece a punto de romperse.
No me rindo; juntos siempre podremos avanzar un paso más.

Eres mi equipo, somos Titanes.
En el campo y en la vida.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos

El éxito (la felicidad) está dentro de ti #MeDaLaVida

¿Qué es éxito? ¿Somos capaces de disfrutar del reto alcanzado? ¿Por qué nos planteamos rápidamente otra mejora? ¿Es la vida una sucesión de proyectos? ¿Tiene límite la ambición del ser humano? Aunque la búsqueda constante de ser mejores es a priori una cualidad positiva, normalmente está acompañada de la frustración, de nuestra incapacidad de afrontar la derrota, de descubrirnos persiguiendo sueños de otros, incluso del deseo de un niño envidioso.

El éxito profesional es tan importante como el personal. El primero nos completa como personas, nos hace sentirnos útiles, plenos. El segundo llena nuestra vida de pasión. Pero el ÉXITO es mucho más.

Siempre pensé que ser una persona de éxito era la suma de talento, formación, trabajo y una pizca de estrella. El taller de “El Código del Éxito” de Fernando Álvarez le ha sumado el poder de las pequeñas decisiones, la importancia del equipo, el pensamiento y el lenguaje positivo, una actitud valiente, la fuerza de las emociones, la valentía de descubrir que andamos en sentido contrario o que volcamos nuestro esfuerzo en lugares equivocados.

"El Código del Éxito" Abril 2013 - Foto realizada por Elisa Tcach

“El Código del Éxito” Abril 2013 – Foto realizada por Elisa Tcach

Descubrí como un grupo de desconocidos regala al más débil su ánimo, su apoyo incluso su energía de superación. Todos los que asistimos a “El Código del Éxito” hemos cambiado. Algunos rompiendo muros sencillos; atreviéndose a liderar, levantando la voz, parándose por primera vez a descubrir sus anhelos o simplemente reconociendo aquello que superó y que pensaba era imposible.

Pero el más importante fue sin duda el que se produjo en nuestro interior. El código no es más que descubrir no las respuestas necesarias sino las preguntas adecuadas.  Es difícil describirlo con palabras. Sólo sé que este es el principio y que yo ya no sobrevivo.

Me da la vida y me la voy a merendar. ¡Atrévete!

PD: Tengo que dar las gracias a Fernando por dejarme forma parte del principio del cambio. A Sergio por su conexión en 10 milisegundos. Y a todos y cada uno de los asistentes al “Código del Éxito”, fuimos pequeñas piezas de un puzle que nos cambiará para siempre. Ese es el reto.

2 comentarios

Archivado bajo Pensamientos

La revolución social a un par de clics

Estos días nos han bombardeado en televisión con un anuncio de una conocida marca de refrescos en el que las sillas confiesan su intento de dominar el mundo. La genial campaña publicitaria nos anima a levantarnos para luchar contra el sedentarismo y practicar deporte. Me pareció una buena metáfora del actual inmovilismo de gran parte de la ciudadanía. Recordé “la apatía de la pobreza”, aquella que observé y comprendí en mis viajes a países en vías de desarrollo. Una parálisis de ideas y acciones producida por el hartazgo. Siempre después de grandes esfuerzos, de muchas batallas perdidas por mejorar la realidad, de asumir a la fuerza que nada podía cambiar. La llegada al límite de la indignación.
Aquí en el primer mundo, nos sentimos reforzados por nuestra condición de ciudadanos con derechos. Ante una injusticia, nuestras primeras reacciones son un discurso elocuente alrededor de un café, un desahogo verbal con nuestra pareja o buscar que nos refuerce el enfado ese amigo de toda la vida. Si nos volvemos a encontrar esa piedra en el camino trasladamos nuestra indignación a las redes sociales. Si la injusticia no cesa, descubrimos a otros con nuestra misma causa. Nos organizamos, nos movilizamos, nos manifestamos, nos concentramos… y tomamos las calles. Una y otra vez. Y otra vez. Millones de voces. Todas caídas en saco roto. La resignación llega de inmediato.
La ciudadanía ha dejado de creer en las instituciones. Ha comprobado en primera persona que los instrumentos de participación no funcionan. Ha sido testigo de la toma de decisiones en contra de la mayoría. Ha comprobado que las iniciativas populares, las que más fuerza deberían tener en un país democrático, han perdido su valor.
Cuando tu indignación ya no puede crecer más se desinfla. Pero está latente en tu interior. Preparada para cuando decidas levantarte y abandonar la silla del inmovilismo. De la apatía de la resignación a la revolución social hoy sólo hay un par de clics.

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Política

Razones para el optimismo

Este nuevo año se presenta viejo. Será un año de achaques, de continuos resfriados, de dolores de espalda y riñones, de migrañas y fiebres altas. El horizonte que tantas veces hemos querido ver o inventar no tiene fecha ni forma. Ni brotes verdes, ni capotes de la Virgen ni rezos al altísimo. Dios hace mucho tiempo que nos abandonó a la suerte de banqueros y políticos deshumanizados.

¿Quién nos iba a decir hace sólo un año que a estas alturas seguiríamos hablando de macroeconomía, prima de riesgo o rescate? Las recetas – y no hablo de las que vamos a pagar a euro – no están funcionando. Y tirando de fe, que poca me queda, podemos creernos el nuevo dogma repetido hasta la saciedad; “nos estamos preparando para salir de la crisis”. No sé si han recortado también en neones o que la actualidad informativa me lleva siempre a un callejón oscuro. Y aunque reconozco que me cuesta me he decidido a buscar señales de optimismo.

Situaciones como las que vivimos hoy sacan lo peor de nosotros mismos, pero también lo mejor. Quedémonos con los cientos de voluntarios que han repartido comida y sopa caliente en las calles de nuestra ciudad, con aquellos que han acogido en sus propios hogares a familias desahuciadas o con esa abuela que ha estirado su pensión para mantener a hijos y nietos.

Reconozcamos a aquellos pequeños y medianos empresarios que a base de esfuerzo, horas e inventiva están manteniendo puestos de trabajo. Y a esos empleados que han entendido que es el momento de arrimar el hombro. A aquellos que están innovando, buscando nichos de negocio, mejorando su producto o incluso creando nuevos proyectos empresariales de éxito.

Valoremos el trabajo de voluntarios y la aportación de miles de familias a organizaciones que atienden las emergencias sociales de aquí y las de esos otros lugares del mundo donde la crisis es permanente. Mira a tu alrededor, seguro que encuentras razones para el optimismo.

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Política

Criptografía escupida: Tocamos fondo y se hundió el suelo

No he conseguido soñar despierto. Tengo los pies hundidos en el fango. Cada día me encuentro a más gente andando en dirección contraria. Anoche se me olvidó poner el despertador. Busco optimistas con argumentos. Las arrugas miran al futuro con miedo. Siempre encuentro ese semáforo en rojo. Ya nadie busca brotes verdes. He encontrado un chicle en la suela de mi zapato. Prefiero un tecnócrata que un vendido. Sanidad, educación y cultura son sólo mercancía. Los duros se cambian por pesetas. El fraude es deporte nacional. La tijera siempre esquiva la seda y el cachemir. Lo público es un artículo de lujo. Nunca olvides que abrazarnos es gratis.

Ese horizonte se ha quedado a oscuras. En la carnicería venden bonos basura. El contenedor se ha convertido en despensa. Cambio herencia recibida por austeridad suicida. Tendría que haber aprendido alemán. Los ladrones tienen cheques en blanco. Atraco a punta de corbata. Una soga para evitar la calle. No se necesita rescate para el cadáver. Sobran techos y desahuciados. ¿Es la locura un eximente? De vecino a mendigo. Si dejas de tener sensibilidad social te conviertes en tirano. No es un problema de modelo, es de miradas. Las mentiras tienen los ojos abiertos. Ayer dije que hoy es mañana. La mayoría silenciosa es cómoda pero está inquieta. Me he puesto delante del foco. Yo no tengo nada que ocultar.

Las partidas de ajedrez no se juegan con personas.  El jaque, ahora es al yerno. Ni un solo cuchillo en la boca. Tal vez muecas. Palabras gruesas para reacciones incómodas. Conceptos inventados para no reconocer realidades. Algunos creen que el derecho a decidir está por encima del derecho a vivir. El frío ha llegado a Madrid por la izquierda. No necesitamos que nos españolicen. Es más fácil encontrar empleo que honradez. Este diálogo es de besugos. ¿Tú a que secta votas?

Tocamos fondo y se hundió el suelo.

3 comentarios

Archivado bajo Pensamientos, Política

Este verano cambiaremos el flotador por el rescate

Este verano no habrá vacaciones para los desahucios, ni para los números rojos, ni para el subsidio que se acaba. No se disolverán las filas del paro, ni la incertidumbre de un futuro oscuro, ni los recibos escondidos en el cajón, ni los activos tóxicos.

Será un verano de piscinas de plástico en las terrazas, de vacaciones olímpicas a través del televisor, de los abanicos en marcha y los aires acondicionados apagados para evitar la temida factura.

Este verano las maletas serán facturadas para volver a casa de “mama” y los jóvenes más preparados usarán pasaportes sin fecha de vuelta. Seguirán bien presentes la prima de riesgo, el déficit del Estado, los recortes o el incremento de tasas en los servicios públicos.

Será un verano de más presiones en la nómina y menos soltura en el consumo. Cambiaremos el chiringuito por nuestra cocina, el restaurante del paseo marítimo por el comedor social, el apartamento por la casa del pueblo, el flotador por el rescate.

Este verano la dieta será por necesidad, el salario seguirá sin estirarse lo suficiente, los propósitos para septiembre serán limitados, el tiempo libre será rutina.

Será el verano del dos por uno, del universitario que trabaja en la hostelería para pagar su matrícula, de la pensión que consigue salvar la escapada familiar, del agua al cuello sin estar en la playa. Será el verano de los lunes al sol y sin protección.

Asústense, yo lo estoy, el verano es aprovechado por los poderosos para tomar decisiones impopulares. Ellos tienen una extraña creencia; que las altas temperaturas acabarán con las neuronas del ciudadano y su capacidad de reaccionar.

2 comentarios

Archivado bajo Pensamientos

Ahora mas que nunca, “Hay alternativas”

Estos días mas que nunca os pido una visión crítica ante lo que está pasando en nuestro país. Hay alternativas a los recortes, a las políticas de austeridad, a la contención del gasto, al desmantelamiento del estado del bienestar…los ciudadanos NO tenemos que pagar los desmanes de banqueros y políticos…

Vídeo de la presentación del libro “Hay alternativas” que os recomiendo os leáis. Podéis descargarlo de forma gratuita: http://www.attac.es/uploads/Hay-alternativas-web.pdf

1 comentario

Archivado bajo Pensamientos, Política