Archivo de la etiqueta: crisis económica

Vaso colmado

Llevo semanas intentando imaginar “¿qué haría yo con 22 millones de euros?”. Y la pregunta se repite en mi cabeza. Mis neuronas no procesan este tipo de cifras. Tal vez, el ciudadano medio esté programado para ni siquiera imaginar tal cantidad de euros. Dejando a un lado responsabilidades judiciales, el caso Bárcenas es la puntilla que termina de destrozar la imagen de la política en nuestro país. ¿Hablamos de confianza?

Algunos de nuestros gobernantes, los de antes y los de ahora, nos han llevado a la ruina, han rescatado bancos y no personas, han despilfarrado dinero público y han ejercido la austeridad y el esfuerzo sólo en aquello que afecta directamente a la clase trabajadora, al ciudadano medio. Con sólo sumarle la corrupción, la fórmula es explosiva.

Hay más; sobres sin destinatario oficial, el presidente de una rescatada caja de ahorros que multiplica por 30 sus dietas, una Casa Real que devuelve 27 de sus 72 coches oficiales, una analista fantasma que ganaba 3.000 euros –de dinero público-  por artículo o un consejero madrileño con 1.6 millones de euros “opacos” en Suiza. Voy a emigrar al país helvético.

¿Seis millones de parados en España? Imposible. Aquí se genera empleo y del bueno. Rodrigo Rato, “el artista de Bankia”, ha sido fichado por Telefónica como nuevo Consejero para Latinoamérica y Europa. A nosotros cuando nos despiden por incompetencia sólo nos queda la puerta de salida, ellos tienen la giratoria. Elena Salgado en Endesa, Marcelino Oreja en FCC, Javier Solana en Acciona o Abel Matutes en el Banco Santander.

 

¿Cómo quieren que no desconfiemos? Entre el “no me consta” y el “y tú más” nos descubrimos desamparados. ¿Queda algún referente en pie?

Tenemos a un adolescente de 18 años con tupé y una polarizada mujer “rompe-esquemas” de 26 años. Estos días Justin Bieber y Lady Gaga compiten por el trono de Twitter en los treinta y tres millones cuatrocientos mil seguidores. Aquí tienen los únicos “referentes” de nuestra sociedad que siguen de pie. Por ahora. Me voy a bailar el Poker Face.

 

1 comentario

Archivado bajo Política

Criptografía escupida: Tocamos fondo y se hundió el suelo

No he conseguido soñar despierto. Tengo los pies hundidos en el fango. Cada día me encuentro a más gente andando en dirección contraria. Anoche se me olvidó poner el despertador. Busco optimistas con argumentos. Las arrugas miran al futuro con miedo. Siempre encuentro ese semáforo en rojo. Ya nadie busca brotes verdes. He encontrado un chicle en la suela de mi zapato. Prefiero un tecnócrata que un vendido. Sanidad, educación y cultura son sólo mercancía. Los duros se cambian por pesetas. El fraude es deporte nacional. La tijera siempre esquiva la seda y el cachemir. Lo público es un artículo de lujo. Nunca olvides que abrazarnos es gratis.

Ese horizonte se ha quedado a oscuras. En la carnicería venden bonos basura. El contenedor se ha convertido en despensa. Cambio herencia recibida por austeridad suicida. Tendría que haber aprendido alemán. Los ladrones tienen cheques en blanco. Atraco a punta de corbata. Una soga para evitar la calle. No se necesita rescate para el cadáver. Sobran techos y desahuciados. ¿Es la locura un eximente? De vecino a mendigo. Si dejas de tener sensibilidad social te conviertes en tirano. No es un problema de modelo, es de miradas. Las mentiras tienen los ojos abiertos. Ayer dije que hoy es mañana. La mayoría silenciosa es cómoda pero está inquieta. Me he puesto delante del foco. Yo no tengo nada que ocultar.

Las partidas de ajedrez no se juegan con personas.  El jaque, ahora es al yerno. Ni un solo cuchillo en la boca. Tal vez muecas. Palabras gruesas para reacciones incómodas. Conceptos inventados para no reconocer realidades. Algunos creen que el derecho a decidir está por encima del derecho a vivir. El frío ha llegado a Madrid por la izquierda. No necesitamos que nos españolicen. Es más fácil encontrar empleo que honradez. Este diálogo es de besugos. ¿Tú a que secta votas?

Tocamos fondo y se hundió el suelo.

3 comentarios

Archivado bajo Pensamientos, Política

“Estética democrática, realidad falsificada”

Existe un tipo de personas en el mundo que lo organizamos todo en listas. No hablo de aquellos que elaboran la lista de la compra o las tareas pendientes en el trabajo. Hacemos listas diversas; libros pendientes, articulistas de prestigio, frases a olvidar, países por visitar, conflictos internacionales…yo tengo hasta una lista de noticias que me reconcilian con el ser humano. Me gustan las listas. No se si algún día me servirán de algo, pero a menudo me descubro incluyendo nuevos elementos o regándolas con anotaciones.

Últimamente no dejo de actualizar la lista titulada como este artículo; “Estética democrática, realidad falsificada”. El último elemento incluido es la Ley de Transparencia que está elaborando el gobierno de Rajoy. Una nueva normativa que permite el silencio administrativo como respuesta negativa a la petición de información, deja fuera del control ciudadano a la Casa del Rey, tampoco nos permitirá conocer las sanciones a los jueces y regula, sin límite de valor económico, la recepción por parte de altos cargos de los “regalos de cortesía”. La nueva ley, sino se modifica en las próximas semanas, no contará con un organismo independiente que garantice el derecho a la información. Y aunque incluye duras penas a los cargos públicos que oculten o falseen datos contables ni se plantea tipificar este “nuevo” delito en el Código Penal.

Esta “realidad falsificada” recoge que estas penas serán impuestas por la propia administración. Lo que se denomina “auto-castigo” y “auto-control”, un nuevo “Juan Palomo” para los gobernantes españoles inundados de casos de corrupción – que siguen sin pagarse en las urnas– y de una mala gestión que nos ha llevado al desastre económico que hoy sufrimos, sólo los ciudadanos.

En esta persecución “estética” a los dirigentes políticos que manejen de forma relajada el dinero público, ¿cuánto hay de apuesta por el buen gobierno y cuánto de mensaje al mercado internacional sobre el control y compromiso económico?

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Crisis económica, subida de impuestos, reforma laboral… ¿Hay alternativas?

Para Vicenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón las hay. Estos tres prestigiosos economistas nos animan a revelarnos contra la censura de los grandes oligopolios y el pensamiento único que imponen los poderes económicos, financieros y mediáticos. La cita el próximo 23 de febrero a las 19:00 en el Auditorio Marcelino Camacho de CCOO.

En su último libro “Hay alternativas” ponen sobre la mesa medidas para crear empleo y bienestar social en España. Desde el análisis de la crisis mundial y las singularidades de su irrupción en nuestro país, plantean grandes propuestas que modifican el funcionamiento, objetivos y control de los grandes organismos nacionales, europeos e internacionales.

En este libro distribuido de forma gratuita en PDF, se aborda la crisis económica desde la búsqueda de responsabilidades, la estimulación de la economía social y sostenible, una banca pública que garantice las necesidades de crédito de pequeñas y medianas empresas, la presencia de trabajadores y sindicatos en los consejos de dirección o una contundente lucha contra el fraude fiscal.

En contra de la última reforma laboral del gobierno de Rajoy, desde “Hay alternativas” se plantea la obligatoriedad de llevar a referéndum todas las reformas estructurales, se apuesta por prohibir los despidos a empresas con beneficios y aumentar el salario mínimo.

La vivienda social, la dación en pago, la reducción del gasto militar, el fin del régimen concertado con la educación privada, el incremento de la inversión en investigación e innovación o la reforma de la ley electoral son otros de los asuntos que se plantean desde un pensamiento crítico.

ATTAC ha organizado una mesa redonda con la presencia de Vicenç Navarro, Alberto Garzón y Juan Torres, donde analizaremos esta alternativa posible. Con la presentación de Sol Sánchez  y que tendré el placer de moderar.

Lugar: Auditorio Marcelino Camacho de CCOO
Calle Lope de Vega, 40
Día: Jueves 23 de febrero
Hora: 19:00

Esperamos  contar con tu pensamiento crítico. 

2 comentarios

Archivado bajo Justicia Económica Global

El odio basado en el falso recuerdo de otros

Siempre he querido pensar que el concepto de “las dos Españas” estaba más que superado entre los nacidos en las últimas cuatro décadas. La Guerra Civil se aleja de nosotros 76 años, los denominados “años duros del franquismo” más de 70 y hace ya 37 años que acabó la dictadura.

Nuestra transición es ejemplo en otros procesos internacionales de reconciliación social, pero aquello definitivamente se cerró en falso. La muerte de Fraga no solo ha despertado a antiguos fantasmas, sino que ha conseguido nuevos miembros sectarios de uno y otro bando. Me ha sorprendido encontrar entre los cachorros de la derecha y la izquierda un importante desconocimiento de nuestra historia y un radicalismo que bien merecían los mercenarios de la economía que hoy dirigen el planeta.  Lo que más me preocupa es la falta de responsabilidad de los grandes líderes políticos que definitivamente promueven este revanchismo.

Los perros de presa de la izquierda califican a Fraga de “genocida” pero al mismo tiempo hablan de Carrillo como un héroe de la democracia y exigen concordia en el proceso de Paz en Euskadi. Los de la derecha hablan de Fraga como uno de los mayores impulsores de la democracia, llaman asesino a Carrillo y celebran que el juez que investigaba los crímenes del franquismo se siente en el banquillo de los acusados.

A Fraga y Carrillo podemos atribuirles, al menos de forma indirecta,  muchas de las víctimas de nuestra historia pero sin olvidar el contexto de sus acciones. Un contexto que debemos fijar como base de nuestro posicionamiento. Es un error usar nuestros ojos de hoy para juzgar hechos del pasado.

No entiendo el odio basado en el falso recuerdo de otros. Y mi enfado va a más, cuando encuentro a estos mismos cachorros turnándose en la resignación -dependiendo de quién gobierne- ante los mayores ataques al bienestar social, a la calidad de vida de las clases obreras, a la independencia judicial o a la falta de coherencia, rigor y capacidad política que hoy sufrimos.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Eufemismos, engaños y otros usos políticos

Me gustan las palabras; las honestas, las contundentes y hasta las que mienten. Mejorar la realidad individual mediante el lenguaje puede ser un acto de heroísmo, de humanidad e incluso de supervivencia. Debería ser un derecho embellecer nuestro pequeño universo con palabras que eviten lo catastrófico, lo oscuro, lo inconfesable. A la vez, debería ser un delito su uso en la expresión pública.

Evitar palabras gruesas en los discursos son sólo artimañas para no afrontar el problema o aún peor para no desnudarse. Esconder las verdaderas intenciones y ocultar un pensamiento no aceptado, pero bien fijado en su conciencia, se está convirtiendo en costumbre de la mala práctica política.

“Violencia en el entorno familiar” no es lo mismo que “violencia de género, no podemos asumir que se esconda el factor del machismo en los crímenes. Su uso por parte de los responsables públicos puede marcar un paso atrás en la lucha contra este “femicidio” nacional.

El nuevo Ministro de Economía habla de crecimiento negativo para los próximos meses en nuestro país, evitando en todo momento la palabra “recesión”. Sobre la mesa se acumulan lo que denominan medidas de austeridad y contención del gasto cuando en realidad se refieren a recortes sociales y deterioro de los servicios públicos. Afrontémoslo.

Es histórico este uso manipulado de las palabras entre nuestra clase política. Durante años hemos oído hablar de las aulas transitorias, meros barracones de cartón piedra necesarios ante una mala planificación de las necesidades educativas.

Frente a los eufemismos, encontramos las falsas nominaciones. En pleno municipio de Madrid encontramos el “Centro de Internamiento de Extranjeros” una realidad oculta y consentida por el gobierno socialista. ONG´s, el Defensor del Pueblo,la propia ONUy varias sentencias judiciales la han descrito en sus términos más gruesos; almacén de sin papeles hacinados, sin justicia ni ley donde una botella se transforma en urinario, donde los derechos humanos son palabras perdidas…donde ni el lenguaje es capaz ya de tapar las vergüenzas.

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Política

9.710.775

Nueve millones setecientos diez mil setecientos setenta y cinco españoles no ejercieron su derecho al voto en las últimas elecciones generales. Tres de cada diez ciudadanos no confiaron en las variadas opciones políticas propuestas, rechazan el actual sistema o simplemente refugian su indignación en el silencio de la apatía social. Si consiguiéramos arrinconar nuestro amor a la democracia y el profundo respeto a los que lucharon por el derecho a elegir, otros muchos hubiéramos tomado la opción de quedarnos en casa.

Los defensores de la socialdemocracia han ejercido durante años de neoliberales manejados por “los mercados” como verdaderas marionetas javanesas de un teatro de sombras. El descaro es cada día mayor. Como bien recoge Rosa María Artal (@rosamariaartal) en su último ensayo “La Energía Liberada”, los altos ejecutivos del sector bancario, responsables de la crisis económica en todo el mundo, dirigen públicamente y sin pasar por las urnas la política europea.

Wayang-figure for shadow theatre, Java, Indonesia

Los recortes en sanidad, educación o servicios sociales se pasean sin rubor de la mano de la subida de impuestos, la congelación de salarios o la merma en los derechos laborales. ¿Quién tendrá la valentía de acabar con los beneficios fiscales de grandes riquezas y multinacionales? ¿Se impondrá un gravamen a las transacciones financieras? ¿Cuándo se perseguirá seriamente el fraude fiscal en nuestro país? ¿En qué momento se erradicarán los sueldos públicos inflados, los gastos superfluos o las administraciones sobre-dimensionadas? ¿Se abrirá el debate sobre la utilidad real del Senado o de las Diputaciones? ¿Alguién entenderá que las políticas de educación, investigación o igualdad de oportunidades son nuestra única baza de futuro?

Mariano Rajoy ha llegado al gobierno con suficiente poder para ser valiente. No es fácil la tarea, ni el entorno, ni la situación heredada… ¿Optará por romper con el camino iluminado por el Dios de los mercados o se convertirá en el segundo presidente de tela, cartón y gomaespuma de la historia de España?

Deja un comentario

Archivado bajo Política