Archivo de la etiqueta: derechos sociales

Ropa vieja

Que me perdone esa fantástica y tradicional receta madrileña, pero tengo la sensación de que vivimos rodeados de “Ropa Vieja”, estamos aprovechando y rentabilizando las sobras.

Ha reaparecido un garbanzo negro, el que se tizno en las Azores, para erigirse salvador de la patria. Ante la falta de liderazgo en el Partido Socialista, imagino a Rajoy descubriendo sorprendido que su mayor enemigo está en casa, escondido entre la verdura que sobró de su último cocido político.

la fotoEl pollo, la punta de jamón y el morcillo de ternera vuelven de forma artificial y forzada al debate social. La religión vuelve a ser evaluable en el currículo de nuestros estudiantes, un sabor “viejuno” de otras épocas y de otros “regímenes”. Es increíble tener que recordar a estas alturas que vivimos en un país laico. Si en lo económico gobiernan los banqueros, en lo social reina la Santa Madre Iglesia. Y se ha empeñado, a través del Ministro Gallardón, a imponer su receta antiabortista. Tengan cuidado porque la cebolla cruda hace llorar y repite.

En el fondo del paladar continúa el sabor agrio del recurso a la ley de Matrimonio Homosexual, una realidad aceptada por la mayoría de la sociedad española. Pero en este país, ya saben, hay estómagos a los que les cuesta la digestión del progreso.

Hay cocineros que intentan realzar los sabores, otros sólo buscan enmascarar el chorizo picante fabricado en Génova o en la Junta de Andalucía. Quitarle presencia al pimentón de infantas sospechosas o dar todo el protagonismo a la tarta nupcial de una boda subvencionada.

Cuando el aceite de oliva sabe a colza, el ciudadano ya no se mete la cuchara en la boca. La política ha perdido toda su credibilidad, ha desconectado absolutamente de la realidad social, no se ocupa de buscar soluciones reales a esta difícil situación, pierde talento nacional y ni siquiera intenta buscar un gran pacto de Estado.
Necesitamos una nueva receta.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Política

El sistema sanitario público español convertido en aseguradora

El Real Decreto de Medidas Urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud no hace sino alejarnos del modelo de la salud como derecho ciudadano universal. Una decisión del gobierno estatal que expulsará a miles de ciudadanos del sistema bajo la excusa del ajuste del gasto. El gobierno sabe que en nuestra sociedad está bien arraigada la postura racista ante los servicios públicos de “los españoles primero” y está será otra baza de su justificación.

Lo cierto es que la reforma no sólo dejará sin tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares, también se llevará por delante la atención primaria de parados que han agotado su prestación, autónomos que dejen de cotizar o a los estudiantes mayores de 26 años que no hayan conseguido su primer empleo. Realidades sociales que ante el panorama actual no dejarán de crecer a nuestro alrededor.

Para los profesionales de la sanidad, la medida no es solo absurda y excluyente, además encarecerá y perjudicará al sistema actual. Estos colectivos “no cotizantes-no asegurados” si serán atendidos en las urgencias de centros de salud y hospitales, que se saturarán, aún mas.

Por mucho que nuestros políticos repitan adjetivos como “insostenible”, España es uno de los países europeos que menos aporta por habitante a la Sanidad Pública. Desde hace veinte años su financiación no depende de la Seguridad Social sino de los impuestos, incluidos “los céntimos sanitarios” que han impuesto algunas comunidades autónomas.

Así que se trata de que asumamos que quién no paga, no obtiene el derecho universal y constitucional a la salud. ¿Llegará en breve la mano privada para prestaciones calificadas ahora como accesorias?

Si no tienen ustedes una salud de hierro, vayan preparando el bolsillo.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Crisis económica, subida de impuestos, reforma laboral… ¿Hay alternativas?

Para Vicenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón las hay. Estos tres prestigiosos economistas nos animan a revelarnos contra la censura de los grandes oligopolios y el pensamiento único que imponen los poderes económicos, financieros y mediáticos. La cita el próximo 23 de febrero a las 19:00 en el Auditorio Marcelino Camacho de CCOO.

En su último libro “Hay alternativas” ponen sobre la mesa medidas para crear empleo y bienestar social en España. Desde el análisis de la crisis mundial y las singularidades de su irrupción en nuestro país, plantean grandes propuestas que modifican el funcionamiento, objetivos y control de los grandes organismos nacionales, europeos e internacionales.

En este libro distribuido de forma gratuita en PDF, se aborda la crisis económica desde la búsqueda de responsabilidades, la estimulación de la economía social y sostenible, una banca pública que garantice las necesidades de crédito de pequeñas y medianas empresas, la presencia de trabajadores y sindicatos en los consejos de dirección o una contundente lucha contra el fraude fiscal.

En contra de la última reforma laboral del gobierno de Rajoy, desde “Hay alternativas” se plantea la obligatoriedad de llevar a referéndum todas las reformas estructurales, se apuesta por prohibir los despidos a empresas con beneficios y aumentar el salario mínimo.

La vivienda social, la dación en pago, la reducción del gasto militar, el fin del régimen concertado con la educación privada, el incremento de la inversión en investigación e innovación o la reforma de la ley electoral son otros de los asuntos que se plantean desde un pensamiento crítico.

ATTAC ha organizado una mesa redonda con la presencia de Vicenç Navarro, Alberto Garzón y Juan Torres, donde analizaremos esta alternativa posible. Con la presentación de Sol Sánchez  y que tendré el placer de moderar.

Lugar: Auditorio Marcelino Camacho de CCOO
Calle Lope de Vega, 40
Día: Jueves 23 de febrero
Hora: 19:00

Esperamos  contar con tu pensamiento crítico. 

2 comentarios

Archivado bajo Justicia Económica Global

El odio basado en el falso recuerdo de otros

Siempre he querido pensar que el concepto de “las dos Españas” estaba más que superado entre los nacidos en las últimas cuatro décadas. La Guerra Civil se aleja de nosotros 76 años, los denominados “años duros del franquismo” más de 70 y hace ya 37 años que acabó la dictadura.

Nuestra transición es ejemplo en otros procesos internacionales de reconciliación social, pero aquello definitivamente se cerró en falso. La muerte de Fraga no solo ha despertado a antiguos fantasmas, sino que ha conseguido nuevos miembros sectarios de uno y otro bando. Me ha sorprendido encontrar entre los cachorros de la derecha y la izquierda un importante desconocimiento de nuestra historia y un radicalismo que bien merecían los mercenarios de la economía que hoy dirigen el planeta.  Lo que más me preocupa es la falta de responsabilidad de los grandes líderes políticos que definitivamente promueven este revanchismo.

Los perros de presa de la izquierda califican a Fraga de “genocida” pero al mismo tiempo hablan de Carrillo como un héroe de la democracia y exigen concordia en el proceso de Paz en Euskadi. Los de la derecha hablan de Fraga como uno de los mayores impulsores de la democracia, llaman asesino a Carrillo y celebran que el juez que investigaba los crímenes del franquismo se siente en el banquillo de los acusados.

A Fraga y Carrillo podemos atribuirles, al menos de forma indirecta,  muchas de las víctimas de nuestra historia pero sin olvidar el contexto de sus acciones. Un contexto que debemos fijar como base de nuestro posicionamiento. Es un error usar nuestros ojos de hoy para juzgar hechos del pasado.

No entiendo el odio basado en el falso recuerdo de otros. Y mi enfado va a más, cuando encuentro a estos mismos cachorros turnándose en la resignación -dependiendo de quién gobierne- ante los mayores ataques al bienestar social, a la calidad de vida de las clases obreras, a la independencia judicial o a la falta de coherencia, rigor y capacidad política que hoy sufrimos.

Deja un comentario

Archivado bajo Política