Archivo de la etiqueta: economía

Razones para el optimismo

Este nuevo año se presenta viejo. Será un año de achaques, de continuos resfriados, de dolores de espalda y riñones, de migrañas y fiebres altas. El horizonte que tantas veces hemos querido ver o inventar no tiene fecha ni forma. Ni brotes verdes, ni capotes de la Virgen ni rezos al altísimo. Dios hace mucho tiempo que nos abandonó a la suerte de banqueros y políticos deshumanizados.

¿Quién nos iba a decir hace sólo un año que a estas alturas seguiríamos hablando de macroeconomía, prima de riesgo o rescate? Las recetas – y no hablo de las que vamos a pagar a euro – no están funcionando. Y tirando de fe, que poca me queda, podemos creernos el nuevo dogma repetido hasta la saciedad; “nos estamos preparando para salir de la crisis”. No sé si han recortado también en neones o que la actualidad informativa me lleva siempre a un callejón oscuro. Y aunque reconozco que me cuesta me he decidido a buscar señales de optimismo.

Situaciones como las que vivimos hoy sacan lo peor de nosotros mismos, pero también lo mejor. Quedémonos con los cientos de voluntarios que han repartido comida y sopa caliente en las calles de nuestra ciudad, con aquellos que han acogido en sus propios hogares a familias desahuciadas o con esa abuela que ha estirado su pensión para mantener a hijos y nietos.

Reconozcamos a aquellos pequeños y medianos empresarios que a base de esfuerzo, horas e inventiva están manteniendo puestos de trabajo. Y a esos empleados que han entendido que es el momento de arrimar el hombro. A aquellos que están innovando, buscando nichos de negocio, mejorando su producto o incluso creando nuevos proyectos empresariales de éxito.

Valoremos el trabajo de voluntarios y la aportación de miles de familias a organizaciones que atienden las emergencias sociales de aquí y las de esos otros lugares del mundo donde la crisis es permanente. Mira a tu alrededor, seguro que encuentras razones para el optimismo.

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Política

Es cierto, señor Rajoy, la mayoría no se manifiesta pero ya está preparando la pancarta

Señor Rajoy, desde el otro lado del planeta ha hecho usted un reconocimiento a “la mayoría de españoles que no se manifiesta, que no sale en las portadas de la prensa y no abre los telediarios”. Calcula usted que son la mayoría de los 47 millones de personas que viven en España, pero sus cálculos están equivocados. De hecho, cada día en los medios de comunicación les vemos desfilar entre desahucios, colas del paro, subidas de impuestos, comedores sociales, congelación salarial, reducción de consumo, cierre de negocios…sobreviviendo a esta realidad que está desintegrando su bienestar social.

Sólo ha acertado en decir que “no se les ve, pero están ahí”, aunque mal expresado. El problema es que ni usted ni su gobierno les ven, pero efectivamente están ahí.

El juego de “las dos Españas”, que durante años han alimentado por igual su partido y los situados a la izquierda, está perdiendo seguidores. La mayoría de los ciudadanos estamos formando nuestro posicionamiento político lejos de las líneas marcadas por los actuales partidos. Y nuestro alejamiento es cada vez más profundo.

Ya no somos ni fachas, ni rojos, ni liberales, ni comunistas, ni antisistema…en estos tiempos de dificultades económicas sólo queremos justicia, sacrificios compartidos, sensibilidad y austeridad bien suministrada. ¿Es mucho pedir?

Esos ciudadanos que usted no ve, no entienden que haya una clase privilegiada formada por políticos y asesores, banqueros y defraudadores, sindicatos liberados y adjudicatarios públicos…

Nos repugna descubrir que en la España de los recortes, una madre pague más por mandar a su hijo con tuper al colegio que un diputado por el menú del restaurante en la Asamblea de Madrid. Nos indignamos cuando conocemos que hay que pagar la ambulancia que nos lleva a recibir un tratamiento de diálisis o quimioterapia mientras que cada diputado del Congreso cuenta con cerca de 20.000 euros para viajes en “bussines”. Nos enfadamos al ver que mientras los funcionarios se han quedado sin paga y han visto reducir su sueldo, ustedes mantienen asesores con salarios sobredimensionados y sospechosas funciones.

Nuestro poder adquisitivo se ha transformado en conseguir llegar a fin de mes. Estamos rodeados por el copago farmacéutico y sanitario, la subida de tasas universitarias, los precios de escuelas infantiles, la subida de impuestos, la congelación salarial, apuntaladas con peor sanidad y educación. Y seguimos buscando la persecución contundente del fraude fiscal, el impuesto a las grandes riquezas, el adelgazamiento de las administraciones públicas, el impuesto de transacciones financieras o una banca de la economía real y social.

Es cierto, señor Rajoy, la mayoría no se manifiesta pero ya está preparando la pancarta, al menos en su interior.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

“Tener sangre azul es la mejor forma de sobrevivir al rescate”

En esta crisis sólo paga el tercer estado. Es el pueblo llano sobre el que está recayendo todo el peso de una situación que ni siquiera entiende. Términos como “prima de riesgo”, “bono basura”, “producto tóxico” o “agencia de calificación” se han incorporado a las conversaciones de la parada del bus. Pero el problema es que cada día hay menos autobuses.

El paro, los recortes y la subida de impuestos son las consecuencias directas que interrumpen en nuestra vida diaria. La nobleza nos pide cada día esfuerzos acogiéndose a la formula creada por el clero en la Edad Media; “el chantaje de la condena al infierno”.

Eliminen de su cabeza la visión demonizada del clero y los banqueros, hoy nuestros dirigentes políticos y sus partidos, los sindicatos y hasta los jueces forman parte de la nobleza contemplativa e intocable en el momento económico más complicado de la historia de nuestro país. Ellos pecan cada día y nosotros vivimos nuestro particular vía crucis. El vaso de la paciencia está a punto de llenarse.

Pensiones millonarias de malos gestores financieros, sueldos desorbitados para los cargos institucionales, uso de los recursos públicos en su vida privada y sobre todo los privilegios. La iglesia y cualquier otra confesión religiosa pero también los partidos políticos, los sindicatos, las fundaciones…deberían pagar IBI por aquellos inmuebles que no estén acogiendo una labor social o solidaria. Esos privilegios fiscales deberían acabar no por imposición, sino por humanidad y “patriotismo”.

Hoy, no muy por debajo de Dios, está la Casa Real y la Casa de Alba. Tener sangre azul es la mejor forma de sobrevivir al rescate.

1 comentario

Archivado bajo Política

Ahora mas que nunca, “Hay alternativas”

Estos días mas que nunca os pido una visión crítica ante lo que está pasando en nuestro país. Hay alternativas a los recortes, a las políticas de austeridad, a la contención del gasto, al desmantelamiento del estado del bienestar…los ciudadanos NO tenemos que pagar los desmanes de banqueros y políticos…

Vídeo de la presentación del libro “Hay alternativas” que os recomiendo os leáis. Podéis descargarlo de forma gratuita: http://www.attac.es/uploads/Hay-alternativas-web.pdf

1 comentario

Archivado bajo Pensamientos, Política

Hacerse el sueco

La clase política, los grandes empresarios y las riquezas más ilustres de este país están desentendiéndose de las graves consecuencias que sus recetas de austeridad y contención del gasto están provocando en la sociedad. España es el único país de la OCDE donde los salarios reales no han crecido en 15 años. Insisten en que nuestra recuperación pasa por mejorar nuestra competitividad exterior pero ¿qué pasa con nuestro mercado doméstico?

La subida del IRPF, el incremento del precio de la gasolina o el deterioro de los servicios públicos están provocando una importante merma en nuestra capacidad de consumo. Se han preguntado a quién venderán sus productos o servicios las PYMES generadoras del 80% de los puestos de trabajo en nuestro país. Esta reducción de la actividad económica real y la falta de crédito ¿no provocarán sino más cierre de empresas y un incremento del desempleo?

Mientras no acabemos con el terrorismo financiero y las entidades bancarias no vuelvan a la economía real no habrá salida en este túnel de despropósitos.

Los economistas Vicenç Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón sostienen en su libro “Hay alternativas” la necesidad de cambiar el enfoque; el problema es la falta de ingresos del Estado y el granero donde encontrar esa financiación no son las nóminas de los trabajadores.

Banca, multinacionales y grandes riquezas en nuestro país sólo pagan el 20% de lo que se paga en Suecia. Un empresario aporta al estado español menos que un trabajador, las grandes empresas sólo un 10% de sus beneficios y las grandes riquezas un irrisorio 1% a través de las SICAV.

Más fiscalidad a las rentas de capital y una persecución real al fraude fiscal nos permitiría afrontar un mayor desarrollo de nuestro sector público, el de menor financiación de la Unión Europea de los quince. Si lleváramos nuestro 9% de inversión al 25% actual de Suecia, el estado crearía cinco millones de empleos. Otra vez los suecos.

Si estábamos ante una esclavitud adornada con democracia y mantenida por el opio del consumismo… tengan cuidado, la droga se está acabando.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Crisis económica, subida de impuestos, reforma laboral… ¿Hay alternativas?

Para Vicenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón las hay. Estos tres prestigiosos economistas nos animan a revelarnos contra la censura de los grandes oligopolios y el pensamiento único que imponen los poderes económicos, financieros y mediáticos. La cita el próximo 23 de febrero a las 19:00 en el Auditorio Marcelino Camacho de CCOO.

En su último libro “Hay alternativas” ponen sobre la mesa medidas para crear empleo y bienestar social en España. Desde el análisis de la crisis mundial y las singularidades de su irrupción en nuestro país, plantean grandes propuestas que modifican el funcionamiento, objetivos y control de los grandes organismos nacionales, europeos e internacionales.

En este libro distribuido de forma gratuita en PDF, se aborda la crisis económica desde la búsqueda de responsabilidades, la estimulación de la economía social y sostenible, una banca pública que garantice las necesidades de crédito de pequeñas y medianas empresas, la presencia de trabajadores y sindicatos en los consejos de dirección o una contundente lucha contra el fraude fiscal.

En contra de la última reforma laboral del gobierno de Rajoy, desde “Hay alternativas” se plantea la obligatoriedad de llevar a referéndum todas las reformas estructurales, se apuesta por prohibir los despidos a empresas con beneficios y aumentar el salario mínimo.

La vivienda social, la dación en pago, la reducción del gasto militar, el fin del régimen concertado con la educación privada, el incremento de la inversión en investigación e innovación o la reforma de la ley electoral son otros de los asuntos que se plantean desde un pensamiento crítico.

ATTAC ha organizado una mesa redonda con la presencia de Vicenç Navarro, Alberto Garzón y Juan Torres, donde analizaremos esta alternativa posible. Con la presentación de Sol Sánchez  y que tendré el placer de moderar.

Lugar: Auditorio Marcelino Camacho de CCOO
Calle Lope de Vega, 40
Día: Jueves 23 de febrero
Hora: 19:00

Esperamos  contar con tu pensamiento crítico. 

2 comentarios

Archivado bajo Justicia Económica Global

Eufemismos, engaños y otros usos políticos

Me gustan las palabras; las honestas, las contundentes y hasta las que mienten. Mejorar la realidad individual mediante el lenguaje puede ser un acto de heroísmo, de humanidad e incluso de supervivencia. Debería ser un derecho embellecer nuestro pequeño universo con palabras que eviten lo catastrófico, lo oscuro, lo inconfesable. A la vez, debería ser un delito su uso en la expresión pública.

Evitar palabras gruesas en los discursos son sólo artimañas para no afrontar el problema o aún peor para no desnudarse. Esconder las verdaderas intenciones y ocultar un pensamiento no aceptado, pero bien fijado en su conciencia, se está convirtiendo en costumbre de la mala práctica política.

“Violencia en el entorno familiar” no es lo mismo que “violencia de género, no podemos asumir que se esconda el factor del machismo en los crímenes. Su uso por parte de los responsables públicos puede marcar un paso atrás en la lucha contra este “femicidio” nacional.

El nuevo Ministro de Economía habla de crecimiento negativo para los próximos meses en nuestro país, evitando en todo momento la palabra “recesión”. Sobre la mesa se acumulan lo que denominan medidas de austeridad y contención del gasto cuando en realidad se refieren a recortes sociales y deterioro de los servicios públicos. Afrontémoslo.

Es histórico este uso manipulado de las palabras entre nuestra clase política. Durante años hemos oído hablar de las aulas transitorias, meros barracones de cartón piedra necesarios ante una mala planificación de las necesidades educativas.

Frente a los eufemismos, encontramos las falsas nominaciones. En pleno municipio de Madrid encontramos el “Centro de Internamiento de Extranjeros” una realidad oculta y consentida por el gobierno socialista. ONG´s, el Defensor del Pueblo,la propia ONUy varias sentencias judiciales la han descrito en sus términos más gruesos; almacén de sin papeles hacinados, sin justicia ni ley donde una botella se transforma en urinario, donde los derechos humanos son palabras perdidas…donde ni el lenguaje es capaz ya de tapar las vergüenzas.

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Política

9.710.775

Nueve millones setecientos diez mil setecientos setenta y cinco españoles no ejercieron su derecho al voto en las últimas elecciones generales. Tres de cada diez ciudadanos no confiaron en las variadas opciones políticas propuestas, rechazan el actual sistema o simplemente refugian su indignación en el silencio de la apatía social. Si consiguiéramos arrinconar nuestro amor a la democracia y el profundo respeto a los que lucharon por el derecho a elegir, otros muchos hubiéramos tomado la opción de quedarnos en casa.

Los defensores de la socialdemocracia han ejercido durante años de neoliberales manejados por “los mercados” como verdaderas marionetas javanesas de un teatro de sombras. El descaro es cada día mayor. Como bien recoge Rosa María Artal (@rosamariaartal) en su último ensayo “La Energía Liberada”, los altos ejecutivos del sector bancario, responsables de la crisis económica en todo el mundo, dirigen públicamente y sin pasar por las urnas la política europea.

Wayang-figure for shadow theatre, Java, Indonesia

Los recortes en sanidad, educación o servicios sociales se pasean sin rubor de la mano de la subida de impuestos, la congelación de salarios o la merma en los derechos laborales. ¿Quién tendrá la valentía de acabar con los beneficios fiscales de grandes riquezas y multinacionales? ¿Se impondrá un gravamen a las transacciones financieras? ¿Cuándo se perseguirá seriamente el fraude fiscal en nuestro país? ¿En qué momento se erradicarán los sueldos públicos inflados, los gastos superfluos o las administraciones sobre-dimensionadas? ¿Se abrirá el debate sobre la utilidad real del Senado o de las Diputaciones? ¿Alguién entenderá que las políticas de educación, investigación o igualdad de oportunidades son nuestra única baza de futuro?

Mariano Rajoy ha llegado al gobierno con suficiente poder para ser valiente. No es fácil la tarea, ni el entorno, ni la situación heredada… ¿Optará por romper con el camino iluminado por el Dios de los mercados o se convertirá en el segundo presidente de tela, cartón y gomaespuma de la historia de España?

Deja un comentario

Archivado bajo Política

¿Cuántos servicios públicos podrían financiarse con el dinero negro?

¿Cómo podemos sacar a la luz el dinero negro que circula en nuestro país? ¿Qué repercusión tendría en las cuentas públicas el fin del fraude fiscal? ¿Puede ser esta una de las tablas de salvación de los servicios públicos y el déficit social?

Los técnicos de gestión de Hacienda calculan que el montante total del fraude fiscal en España de las grandes empresas y fortunas se sitúa en 42.711 millones euros y este montante sólo representa el 71% de la economía sumergida. ¿La responsabilidad social de estas grandes empresas en el esfuerzo fiscal colectivo para superar la crisis económica no debería ser mayor?

Según un estudio de FUNCAS en los últimos diez años mientras el PIB se ha duplicado, la economía sumergida se ha cuadruplicado, situándose en 2010 en cerca de 60.000 millones de euros.

– El coste por cama de un hospital público cuesta 250 mil euros anuales.

– La plaza en una residencia de ancianos cuesta una media de 1.400 euros mensuales.

– El sueldo de un profesor de primaria en la educación pública es de 19.000 euros anuales.

– Unos 1.200 euros es el coste por niño que las familias tienen que afrontar en libros y comedor escolar cada curso.

Mientras nuestros políticos siguen practicando con la tijera, saca la calculadora y descubre cuantos servicios públicos podrían financiarse con el dinero negro…

Como sacar a la luz el dinero negro

“Cómo sacar a la luz el dinero negro. Menos fraude fiscal = menos déficit público y social” este es el título de la mesa de reflexión que se desarrollará este jueves 13 de octubre en el Centro de Abogados de Atocha.

La iniciativa de la Plataforma por el Impuesto a las Transacciones Financieras Ya contará con la presencia de Ignacio Escolar, periodista y columnista de Público; Carlos Berzosa, Catedrático de Economía Aplicada y ex Rector de la Universidad Complutense de Madrid y Carlos Cruzado Catalán, presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda. Tengo el placer de presentar y moderar esta interesante mesa de reflexión a la que os invito a asistir.

Día y hora: Jueves 13 de octubre – 19:00

Lugar: Centro Abogados de Atocha. c/Sebastián Herrera, 12 – 14 (Madrid)

1 comentario

Archivado bajo Justicia Económica Global, Política

Tiempo de incoherencias

En este país, las empresas cierran porque las propias administraciones les adeudan servicios millonarios. Las facturas se acumulan en un despacho convirtiéndose en pruebas de un delito que nadie persigue. Curiosamente ese despacho se parece mucho al de un banquero que rechaza una ampliación de préstamo para un negocio con producción garantizada.

Los trabajadores asumen la congelación de sueldos, el sobreesfuerzo laboral, la presión de la supervivencia o el retroceso de sus derechos. En frente, un “electo digital” autoriza el despido masivo en una multinacional con grandes beneficios. El hombro de algunos solo se arrima para llevarse al bolsillo, entre el crucifijo y la bandera de España, un buen puñado de billetes.

Los que acaban de llegar al poder se justifican en la herencia económica, los nobles que ya gobernaban apuntan al reinado de la ceja. Tengo curiosidad por saber cuál será el disfraz estrella de la próxima temporada. Gastos superfluos y sobresueldos sobreviven bajo la alfombra. Siempre pensé que la educación y la sanidad eran intocables pero la tijera ya se aproxima a nuestra ropa interior.

En esta tormenta económica casi todo el mundo olvida a los ayuntamientos. Nuestras administraciones locales intentan esconder treinta millones de euros de deuda en los cajones de tesorería. Los excesos han marcado los tiempos del ladrillo y ahora se hace imposible el mantenimiento de mega-infraestructuras, de plantillas funcionariales sobredimensionadas, de asesores innecesarios, de chóferes con sueldo de alcalde y alcaldes con sueldo de presidente del Gobierno.

www.elpais.com

"Los recortes" según Forges - http://www.elpais.com

La tijera ya ha empezado a cortar y llegará a los servicios al ciudadano. Los más importantes ni siquiera son de competencia municipal pero han sido asumidos ante la incompetencia del competente. En tiempos del “ladrillo de oro” nadie quiso abordar la reestructuración de las administraciones o la necesaria segunda descentralización.

¿Se fusionarán ayuntamientos para ahorrar costes? ¿Se eliminarán diputaciones? ¿Se reducirá el tamaño político de las comunidades autónomas? ¿Cómo se justificará la existencia del Senado? ¿Alguien estará dispuesto a perder un solo céntimo de poder a cambio de garantizar los servicios públicos?

1 comentario

Archivado bajo Periodismo, Política