Archivo de la etiqueta: esperanza aguirre

Criptografía escupida; una visión caótica de la actualidad

Abro el periódico. ¿Dónde está el sudoku? El columnista polémico dice lo de siempre. “Guión” ahora se escribe sin tilde. La derecha duda de las cuentas españolas. Miro a Haití y nadie parpadea. No quiero hablar del tiempo en el ascensor. Los poderosos posan con Zapatero.  Reunión de billeteras cargadas de testosterona. Un atasco. El hermano de Mohamed VI no abre la boca. Otra mañana de improvisación socialista. Las palomitas se hacen en tres minutos. Últimamente todo se  hace en tres minutos. Votar produce orgasmos. Veo a Montilla más parado. No llego a fin de mes. Un sindicalista escapa del fotógrafo presidencial. El Papa abre la puerta al “señor condón”. En la cola del paro hace mucho frío. Irlanda ha perdido el color verde de los billetes. Un coreano pulsa el botón rojo. Este año no compraré lotería. La vida no le ha puesto en su sitio. Demasiada sangre en la carretera. Otro atasco. El PP y los artistas de la “ceja” se abrazan por el Sahara. La M-30 aparece en mi recibo. Por mucho que llames no te lo voy a coger. No disparen al mensajero. España no comparte ya ni frontera con Portugal. ¿Cuántas normas he incumplido este año? No, aquí tampoco se puede fumar. Un imputado con cargo saluda. Ese avión vuela muy bajo. Este muro es demasiado delgado. Mi vecino grita gol.  Quiero otro tipo de clásicos. Memorizar “ciclogénesis explosiva”. Obama también se resfría. Los sillones empiezan a temblar. “Todo vale” permitido hasta mayo. En la publicidad todos vamos al baño. En este local nadie habla mi idioma. Otro gurú sin palabras. Aguirre no se ha mordido la lengua. Zapatero debería mordérsela. Yo, cortármela. Cierro el periódico. No hacer en casa bajo ningún concepto.

Sálvese quien pueda.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo La vida misma, Periodismo, Política

Mujer, madrileña y con su derecho al aborto en peligro

La modificación del Código Penal despenalizando el aborto llegó a España en 1985 aunque sólo para tres supuestos. Veinticinco años después, el 5 de julio de este año, entraba en vigor una nueva Ley del Aborto basada en plazos que fijaba hasta la semana 14 la interrupción libre del embarazo y situaba la edad legal en los 16 años. La nueva normativa eliminó la pena de prisión para la mujer y se fijó como objetivo potenciar la prestación pública y gratuita.

Esta ley originó un gran debate social y el Tribunal Constitucional admitió a trámite sendos recursos del Gobierno de Navarra y del Partido Popular.

El objetivo de este post no es abrir el tradicional y sensible debate del aborto. Sólo quiero compartir mi indignación al descubrir que la libertad para acceder a una interrupción voluntaria de un embarazo no deseado, es diferente dependiendo de quién gobierne en la comunidad autónoma en la que residas.

Una situación que ha denunciado la Federación de Mujeres Progresistas y que sin duda pone de relieve que las ideas políticas  “pseudoreligiosas” del Partido Popular están afectando el desarrollo normal de una práctica legal, reconocida por ley y terriblemente necesaria para cientos de mujeres.

Tomar una decisión así debe ser muy duro para una mujer, pero encontrarse con dificultades de quién debe garantizar tu derecho a tomar esa decisión provoca un mayor dolor, riesgo físico y humillación. Elementos que convierten un agrio camino en un horrible vía crucis, sin la bendición de la Iglesia Católica, por supuesto.

Según la Federación de Mujeres Progresistas hoy en la Comunidad de Madrid, gobernada por la lideresa del Partido Popular, Esperanza Aguirre, una mujer tiene que esperar una lista de espera de más de un mes para abortar en un centro público y gratuito.

Un mes de lista de espera para abortar en el sistema público de la Comunidad de Madrid

Aunque las listas de espera en estos centros son habituales en muchas comunidades autónomas del país, el gobierno madrileño en manos del Partido Popular, facilita información que induce, según la organización feminista, a frenar el proceso y alimentar el sentimiento de culpabilidad de las mujeres.

En los 17 folios informativos que se entregan a las mujeres que pretenden abortar, se recogen ampliamente direcciones y teléfonos de asociaciones y fundaciones “provida”, datos sobre el número de parejas madrileñas que están esperando para adoptar un niño y sólo los nombres de dos clínicas públicas de aborto. Sólo los nombres. Para más información llame al 010.

Si sumamos a esta publicidad negativa e innecesaria, las dificultades que ya se plantean para acceder a la anticoncepción de emergencia, a los anticonceptivos de última generación o la información preventiva en los centros de salud madrileños, nos encontramos una región donde se pone en peligro la salud sexual y reproductiva de las mujeres. Donde los ideales religiosos o políticos están por encima de la ley.

Si te interesa este tema, puedes consultar la información que he elaborado para la Cadena SER:

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo, Política

Un post pesimista para un país perdido

Hace unos días hablando con la veterana periodista Rosa María Artal me contaba que en la transición española los políticos tenían que ganarse salir en televisión. Ahora, en demasiadas ocasiones los periodistas estamos a su servicio, toleramos las ruedas de prensa sin preguntas y no nos inmutamos al reproducir “mentiras evidentes enfrentadas” de uno y otro bando. Aludimos a la objetividad para justificarnos, pero en realidad es una falta de compromiso a nuestros lectores, un alejamiento claro de la esencia de esta profesión.

Zapatero, entre otras muchas cosas, ha renunciado a sus propios ideales siguiendo el dictamen de esos poderosos en la sombra que ordenan el mundo. Rajoy sigue agazapado esperando una oportunidad ya perdida. Jiménez y Gómez juegan a las encuestas sin ideas. Aguirre habla inglés en la intimidad de su propia privatización. Los sindicatos están en periodo de levitación. Sus excelentísimas Casa Real y Conferencia Episcopal han colgado el cartel: “Cerrado por falta de reforma. No llamen a la puerta”. Y el paro sigue creciendo.

Viñeta de Forges en El País

No me sorprende cuando la masa social, con el impulso de esas televisiones que han olvidado que formar e informar también es su responsabilidad, necesitan encumbrar a personajes como Belén Esteban. Debe ser el mejor líder disponible.

Los cuatrocientos hombres más ricos en Estados Unidos lo son un 8% más este año según la revista Forbes. En España aún no se han planteado nuevas tasas a las entidades financieras, ni más impuestos al “club del millón de euros”. No es por falta de actividad… se han congelado pensiones y sueldos, se han retirado un gran número de ayudas sociales y ahora sube la luz. ¿Hay alguien que siga dudando de quién está pagando la crisis?

Emerson dijo que “la gente no parece darse cuenta de que su opinión del mundo es también una confesión de su carácter”, el mío ha solicitado un plan de rescate.

(Columna de Opinión en Crónica Norte)

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Periodismo, Política

De héroes inventados y política de villanos

Una acción heroica no te convierte en héroe; el reconocimiento público no sitúa tu decencia junto a la de San Pedro; ser ejemplo público no ordena tu confusión mental ni reorganiza tus ideales… Jesús Neira es humano. No quedan héroes en este siglo sólo personas con muchas buenas intenciones y pocos intereses.

Cuando Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, decidió nombrarle, para mayor honra de este “héroe inventado”,  presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género , nadie comprobó si Neira era una persona preparada,  concienciada con la violencia de género o comprometida por los derechos de las mujeres. Aguirre sólo elevo a los cielos del sueldo público institucional a un actor generador de votos .

Entre la ciudadanía la popularidad de Neira ha ido cayendo de mano de la publicación de su libro “España sin democracia”.  El profesor universitario  escupió en este “manual azul oscuro casi negro”  frases de difícil digestión como que la Carta Magna de 1978 fue una “anormalidad democrática” y “un apaño y arreglo entre las partes”.

La izquierda le erigió villano cuando acuso al PSOE de cometer barbaridades y asesinatos, mientras su presencia en la prensa siempre fue de mano de la polémica y el ataque, nunca de la defensa de los derechos de las mujeres maltratadas.

Esperanza Aguirre entrega la Medalla al Mérito Ciudadano. Foto: Comunidad de Madrid

Para el Partido Popular no fue suficiente. Su conversión a la villanía, entendida por la derecha, ha llegado cuando el pobre profesor ha mezclado una copita de vino con medicamentos. Y vaya usted que mala suerte, que la Guardia Civil le paró con el triple de la tasa permitida por ley.

La normativa de los líderes populares del “Viva el vino” y “yo beberé lo que me dé la gana” debe estar sujeta a una directiva desconocida titulada “mientras no te pillen”.

Destituir o cesar a una apuesta personal debe ser bastante doloroso sobre todo cuando el oponente político ya lo ha solicitado en varias ocasiones…Esperanza Aguirre no tendrá que acabar con “este experimento electoral”, fíjense que suerte tiene la “lideresa” que casualmente la supresión de este organismo, según fuentes del gobierno regional, estaba recogido en el plan de ajuste económico de la institución autonómica.

Podría escribir que “muerto el perro, se acabo la rabia” pero no seré tan mal pensado… ¿o piensan ustedes que alguien sería capaz de eliminar un organismo de defensa de las mujeres maltratadas por un motivo político?

2 comentarios

Archivado bajo Periodismo, Política

Los políticos españoles pierden las elecciones en las redes sociales

Obama hizo historia. No por ser el primer presidente negro de los Estados Unidos de América, eso hubiera llegado tarde o temprano, sino porque fue el primer presidente en hacerlo apoyándose en una campaña 2.0. Mr. Obama consiguió 300 millones de dólares a través de las donaciones de los internautas o el desarrollo de 50.000 eventos en todo el país convocados y organizados en la red. Hoy cuenta en su perfil en Twitter con más de 3,8 millones de seguidores. Su equipo, joven e innovador, activó en todas las redes sociales perfiles de un Obama convertido en uno de los mejores productos de marketing de la historia.

Esas elecciones presidenciales han revolucionado la forma de hacer campañas en Estados Unidos y la tendencia empieza a llegar al resto de países del mundo. ¿Los jefes de campaña y comunicación de los políticos españoles están preparados y dispuestos a apostar por el 2.0?

Es una realidad que las redes sociales ya están cambiando la forma de hacer, entender y difundir la información. ¿Pero serán igual de efectivas para las campañas electorales?

Algunos políticos ya han tomado la iniciativa y empiezan a liderar grandes grupos en las redes sociales.

Esperanza Aguirre en Facebook

La actual presidenta de la Comunidad de Madrid y próxima candidata por el Partido Popular, Esperanza Aguirre ha conseguido cerca de 1.600 seguidores en Twitter, lejos aún de los 19.000 fans (ahora personas a las que les gusta) con los que cuenta en Facebook.

Tomás Gómez el que podría ser, con la bendición de Ferraz y la frustración del Ministro de Fomento, José Blanco, candidato a las elecciones autonómicas madrileñas por el PSOE tiene 416 seguidores en Twitter. Su perfil lleva inactivo 14 semanas. Su equipo está trabajando algo más en Facebook donde publican sus actos e ideario para tan sólo 1649 personas.

José Luis Rodríguez Zapatero tampoco está cuidando su presencia en las redes sociales. En Facebook las referencias de mayor valor son para sus hijas “goticas” (45.841 fans) o pidiendo su dimisión (294.799 fans). Frente a Zapatero, la página oficial de Mariano Rajoy en Facebook cuenta con  21.109 fans.

 

Si dejamos a un lado a los líderes, en el 2.0 gana el PSOE. La cuenta de la rosa roja en Twitter  tiene 3028 seguidores y en Facebook 16.813.

Las gaviotas del PP vuelan junto a 2.591 twitteros y se posan en Facebook ante 15.318 personas.

Esta comparativa 2.0 es sólo una muestra curiosa de como nuestros políticos están usando las redes sociales. La presencia de los partidos políticos en la red es bastante más amplia que sus perfiles en Twitter y Facebook. Todos han apostado por páginas web modernas, con participación, blogs de sus políticos más representativos, campañas a través de Youtube e incluso perfiles de infiltrados buscando el pulso social en la red.

La cuenta atrás ha comenzado. Las elecciones se acercan y los partidos políticos no han empezado aún a apostar por redes sociales tan populares como Facebook o Twitter para buscar el voto. Las campañas 2.0 han sido un éxito en otros países, ¿estará España a la altura? ¿utilizarán el potencial de las redes sociales para lanzar su ideario político? Todavía están a tiempo de marcar la estrategia, pero por ahora todos han suspendido.

Espero que no pierdan de vista el crecimiento en número de usuarios de estos espacios de debate, movilización, innovación e inquietudes. La clave del voto joven y activo está ahí, tienen un año para buscarlo.

Yo voto por la campaña 2.0 en las próximas elecciones. ¿Y tú?

Deja un comentario

Archivado bajo En la red, Política

De Aguirre a Laporta; El “naciomalismo” contra el “españomalismo”

Si fuera vasco o catalán yo sería nacionalista, pero nacionalista de los que aman y protegen su cultura y su idioma. Soy madrileño de nacimiento, andaluz de sentimiento, vasco de vocación y ciudadano del mundo por obligación.

Los españoles deberíamos de sentirnos orgullos de tener un país con diversidad de lenguas, cultura, gastronomía, música, tradiciones e incluso formas de ser. Esto nos enriquece como país y es apasionante reconocer y disfrutar de estas diferencias que deberían unirnos.

En los últimos años el crecimiento de la inmigración ha puesto de moda en los discursos políticos y mediáticos palabras como convivencia, diversidad, integración, interculturalidad…términos que deberían aprenderse y memorizar aquellos políticos que se califican así mismos como nacionalistas (mal entendidos).

Estos “naciomalistas” son los culpables de un alejamiento cada vez más evidente entre catalanes o vascos y el resto de españoles.

La naturalidad con que los vascos, de cualquier ideología política, se refieren a España como el Estado o la fobia que tienen a la bandera que debería unirnos a todos, son ejemplos significativos de un lenguaje-discurso político que hay ido calando poco a poco en la sociedad.

Las leyes de supuesta protección del catalán o los referéndums artificiales de independencia se ponen sobre la mesa junto a lo que los “naciomalistas” califican de una cultura catalana amenazada por el estado español. Alguien debería explicarles que el único peligro que hoy tiene el catalán son ellos mismos consiguiendo un rechazo general de la sociedad.

Un rechazo avivado por aquellos otros “españomalistas” que arrojan a unas comunidades autónomas contra otras buscando un beneficio político y desde un discurso claro de nacionalistas contra nacionales.

La última “españomalista” sonada ha sido Esperanza Aguirre con sus medidas de protección de la fiesta nacional en pleno debate catalán sobre el mundo del toro, casual y necesario por supuesto. Todo el mundo sabe que los toros están en peligro de extinción en Madrid…analizado por Iñaki Gabilondo en Cuatro.

Joan Laporta, presidente-político del Barcelona, ha participado activamente en la asamblea de la formación independentista Reagrupament, unos “naciomalistas” que recogen en su programa electoral la derogación de la oficialidad del castellano, crear un ejercito catalán, una agencia de inteligencia y hasta una constitución catalana.

La mejor respuesta al señor Laporta se la ha dado hoy el presidente del Congreso, José Bono en la Universidad Carlos III de Getafe.

Normalmente comparto poco con el discurso de este barón socialista, pero ha utilizado una palabra que me ha conquistado; “disparate”.

El disparate se convierte en vergüenza en esta situación de crisis económica. Los gastos de las embajadas catalanas en el extranjero o la financiación extra del cine catalán debería utilizarse para políticas de creación de empleo, beneficios fiscales para la implantación de nuevas empresas o nuevas medidas de protección a las familias en desempleo.

Los vascos, los catalanes, los gallegos, los andaluces, los madrileños compartimos las mismas preocupaciones e inquietudes y nada tienen que ver con estos debates artificiales.

Conozco a gente que nunca elegiría pasar sus vacaciones descubriendo el País Vasco o Cataluña pero también he visto el odio que algunos tienen a España viviendo en ella.

Ni los “naciomalistas” ni los “españomalistas” han conseguido que yo deje de amar cada rincón de mi país.

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo, Política