Archivo de la etiqueta: garzón

El odio basado en el falso recuerdo de otros

Siempre he querido pensar que el concepto de “las dos Españas” estaba más que superado entre los nacidos en las últimas cuatro décadas. La Guerra Civil se aleja de nosotros 76 años, los denominados “años duros del franquismo” más de 70 y hace ya 37 años que acabó la dictadura.

Nuestra transición es ejemplo en otros procesos internacionales de reconciliación social, pero aquello definitivamente se cerró en falso. La muerte de Fraga no solo ha despertado a antiguos fantasmas, sino que ha conseguido nuevos miembros sectarios de uno y otro bando. Me ha sorprendido encontrar entre los cachorros de la derecha y la izquierda un importante desconocimiento de nuestra historia y un radicalismo que bien merecían los mercenarios de la economía que hoy dirigen el planeta.  Lo que más me preocupa es la falta de responsabilidad de los grandes líderes políticos que definitivamente promueven este revanchismo.

Los perros de presa de la izquierda califican a Fraga de “genocida” pero al mismo tiempo hablan de Carrillo como un héroe de la democracia y exigen concordia en el proceso de Paz en Euskadi. Los de la derecha hablan de Fraga como uno de los mayores impulsores de la democracia, llaman asesino a Carrillo y celebran que el juez que investigaba los crímenes del franquismo se siente en el banquillo de los acusados.

A Fraga y Carrillo podemos atribuirles, al menos de forma indirecta,  muchas de las víctimas de nuestra historia pero sin olvidar el contexto de sus acciones. Un contexto que debemos fijar como base de nuestro posicionamiento. Es un error usar nuestros ojos de hoy para juzgar hechos del pasado.

No entiendo el odio basado en el falso recuerdo de otros. Y mi enfado va a más, cuando encuentro a estos mismos cachorros turnándose en la resignación -dependiendo de quién gobierne- ante los mayores ataques al bienestar social, a la calidad de vida de las clases obreras, a la independencia judicial o a la falta de coherencia, rigor y capacidad política que hoy sufrimos.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Guerra Civil de Papel

Esta semana se ha vuelto a visualizar la realidad de nuestro país. Esa que permanece dormida y aletargada hasta que algún acontecimiento político y social la despierta enfurecida. Como a muchos les gusta decir en sus mediocres discursos, “las dos Españas” se han presentado sin disfraz ni artificio en las páginas de los periódicos nacionales y en los debates de radio y televisión.

No tengo conocimientos suficientes para valorar si el proceso abierto por el juez Baltasar Garzón para abrir las fosas comunes es “judicialmente y procesalmente correcto”. Desde mi experiencia personal sólo afirmo con rotundidad que es moralmente loable.

Precisamente estos días, se cumple un año desde que desarrollé el reportaje “Abrir fosas para cerrar heridas”.

Fosas comunes del franquismo. Foto: Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica

Este trabajo para la Cadena SER, me acercó la realidad de muchos españoles que no conocen el final de la vida de sus abuelos, padres o tíos. Sólo quieren reparar su dignidad y recuperar los restos de sus familiares de las cunetas de cientos de carreteras. Les asisten los Derechos Humanos y en ningún caso buscan abrir heridas, al contrario, quieren cerrarlas y vivir en paz.

Mientras los periódicos españoles libraban su propia “Guerra Civil de Papel”, desde el extranjero, grandes referentes del periodismo como “The Guardian” o “Süddeutsche Zeitung” defienden el trabajo de Garzón. La comunidad internacional pone de relieve que es la extrema derecha la que ha sentado en el banquillo “al juez más activo contra los poderosos de toda ideología”. (Así lo resumió El País)
Garzón no es el único elemento potenciador de esta nueva Guerra Civil de Papel. Los nacionalistas tienen si caben más realidades estos días para apoyar “su causa”.
La Audiencia Nacional ha absuelto a los cinco directivos del diario “Egunkaria” acusados de pertenecer a la organización terrorista ETA. Casos como este nos demuestra que nos queda mucho por aprender –nacionalismo y libertad de expresión no es igual a apoyo a la violencia- y sobre todo enseñará a muchos a ser cuidadosos a la hora de posicionarse.  El 10 de abril de 2003, se celebraba en Madrid la VII Edición de los Premios de la Música, y Fermín Muguruza recibió un galardón por la ‘Mejor canción en Euskera’. En su discurso, apoyó a los trabajadores del diario en euskera clausurado, a cambio recibió los silbidos de multitud de artistas, los mismos que estos días se muestran como defensores de la libertad.

Si a todo esto le sumamos la indecisión del Tribunal Supremo sobre el Estatuto de Cataluña, tenemos suficientes justificaciones para aquellos que afirman que los jueces de este país están politizados. Y una realidad; la justicia no está ejerciendo exclusivamente de árbitro.

Los periódicos españoles están librando su propia Guerra Civil. La derecha, la izquierda, la ultraderecha, los comunistas…utilizan casos como la acusación al juez Garzón como arma arrojadiza de un resentimiento que afortunadamente la mayoría de los ciudadanos no sentimos.

Lo que más me preocupa es la facilidad con la que las nuevas generaciones se suman a uno u otro bando, en la mayoría de las ocasiones sin conocer nuestra historia o simplemente la verdad. Ninguno somos ya herederos directos del dolor que la Guerra Civil trajo a este país. Somos hijos de la transición y este es el equipo en el que deberíamos estar jugando todos.

La libertad que nos regaló la democracia es la única idea por la que deberíamos luchar. Espero que todo quede en el “Papel”.

1 comentario

Archivado bajo Periodismo, Política