Archivo de la etiqueta: información

¡Váyanse a China!

Miró hacia China. Dieciséis canales de televisión manejados directamente por el gobierno. Dedicados a la propaganda de un régimen que se protege a sí mismo. Privando a sus ciudadanos de cualquier información que se salga de la rígida línea oficial. No hay argumentos diferenciados, ni posturas encontradas, ni enfoques diferentes ni debates. Sólo hay una línea continua, como en el monitor de alguien que ha perdido la batalla de la vida en una sala de urgencias. Estoy seguro que en China tendrán también sus duques “empalmados”, sus tesoreros con cuentas en Suiza, sus EREs irregulares, sus espías políticos o su mala gestión económica. No verán la luz.
Los últimos acontecimientos en España nos demuestran que los que se creían por encima de la ley y de la justicia nunca conseguirán escapar de la opinión pública y publicada. Los políticos de nuestra democracia protagonizan ruedas de prensa sin preguntas, imponen el guión para conceder la entrevista, presentan su proyecto como única posibilidad, ignoran los argumentos del contrario y califican de terrorismo mediático la pregunta incomoda. No sería necesario que medios y ciudadanos exigieran responsabilidades, si la clase política no hubiera relajado en extremo su moral. Yo les invito a irse a China.
Con sus diferentes ideologías y líneas editoriales, los medios de comunicación españoles en su conjunto, se convierten estos días en los únicos garantes de la verdad, la libertad y la democracia. Pero tomen con cautela todo lo que lean. Afinen el oído y habrán bien los ojos.
Un demócrata tiene que acercarse a la información con una visión crítica. Desconfíen del que inventa palabras para evitar reconocer la verdad. Si la respuesta es un “y ellos más”, evacuen. Huyan del que defienda sus argumentos gritando. Busquen entre la amplia gama de colores que se encuentra entre el blanco y el negro.

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo, Política

“Estética democrática, realidad falsificada”

Existe un tipo de personas en el mundo que lo organizamos todo en listas. No hablo de aquellos que elaboran la lista de la compra o las tareas pendientes en el trabajo. Hacemos listas diversas; libros pendientes, articulistas de prestigio, frases a olvidar, países por visitar, conflictos internacionales…yo tengo hasta una lista de noticias que me reconcilian con el ser humano. Me gustan las listas. No se si algún día me servirán de algo, pero a menudo me descubro incluyendo nuevos elementos o regándolas con anotaciones.

Últimamente no dejo de actualizar la lista titulada como este artículo; “Estética democrática, realidad falsificada”. El último elemento incluido es la Ley de Transparencia que está elaborando el gobierno de Rajoy. Una nueva normativa que permite el silencio administrativo como respuesta negativa a la petición de información, deja fuera del control ciudadano a la Casa del Rey, tampoco nos permitirá conocer las sanciones a los jueces y regula, sin límite de valor económico, la recepción por parte de altos cargos de los “regalos de cortesía”. La nueva ley, sino se modifica en las próximas semanas, no contará con un organismo independiente que garantice el derecho a la información. Y aunque incluye duras penas a los cargos públicos que oculten o falseen datos contables ni se plantea tipificar este “nuevo” delito en el Código Penal.

Esta “realidad falsificada” recoge que estas penas serán impuestas por la propia administración. Lo que se denomina “auto-castigo” y “auto-control”, un nuevo “Juan Palomo” para los gobernantes españoles inundados de casos de corrupción – que siguen sin pagarse en las urnas– y de una mala gestión que nos ha llevado al desastre económico que hoy sufrimos, sólo los ciudadanos.

En esta persecución “estética” a los dirigentes políticos que manejen de forma relajada el dinero público, ¿cuánto hay de apuesta por el buen gobierno y cuánto de mensaje al mercado internacional sobre el control y compromiso económico?

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Periodista, el rey destronado (VII Café&Periodismo)

El periodista ha caído de su altar, es un rey destronado. Su miedo ante las nuevas formas de generación y difusión de la información solo es un síntoma de sus propios complejos. Los grandes medios ya no sólo compiten entre ellos, ahora lo hacen con millones de blogs en todo el mundo.

Internet ha democratizado el acceso, la creación y la difusión de la información y los contenidos. Esta nueva realidad nos ha desnudado. Los que tienen miedo esconden la mentira, la manipulación, la mediocridad, la banalización…

“Los nuevos retos del periodismo” en el espacio de Utopic_Us #Cafeperiodismo

El profesor de Comunicación de la Universidad de Navarra, José Luis Orihuela fijó entre los asistentes de #CaféPeriodismo una de las claves de la situación actual; la búsqueda del modelo de negocio y la adaptación a las nuevas herramientas 2.0 nos ha dejado paralizados.

El modelo de negocio no es nuestro debate. Aunque estamos obligados a conocer, manejar y apostar por la información digital –es el presente/futuro y tenemos que estar ahí- no debemos olvidarnos que hay una gran audiencia que no tiene conexión a Internet, ni correo electrónico, ni perfil en Twitter y nunca ha visto un Ipad. Esa audiencia y la 2.0 sólo quieren buenas historias y veracidad, en esto tenemos que volcar nuestros esfuerzos.

20minutos.es ha destacado en los últimos años por haber llevado –y de forma gratuita- el enfoque informativo al interés ciudadano creando un diálogo continúo entre el medio y los lectores-internautas. Su directora Virginia P. Alonso insistía en este abandono de nuestro principal objetivo; la calidad de la información, como eje del periodismo.

Alonso recordó algunos de los problemas históricos de nuestra profesión; la precariedad, las redacciones menguadas y menguantes, la falta de especialización, la falta de compromiso… estos también son retos a superar hoy.

Ha dejado de importar quién firma la información o de donde viene. En las redes sociales -no hay grandes secretos- se recomienda el contenido respondiendo a los valores del periodismo tradicional; la veracidad, la rapidez, el interés general, el servicio público, la originalidad o la opinión.

Ponentes del VII Café&Periodismo.

El editor de Diximedia, Mario Tascón afirmó que hay muchísimos estafadores, atrapados en un discurso que nadie se atreve a romper, que están evitando que cambien las cosas.

Esos estafadores somos muchos de nosotros, nos retroalimentamos, nos autorregulamos incluso nos autocensuramos.

 A los periodistas nos pasa como a los políticos, a menudo se nos olvida, que hay otro mundo ahí fuera. Y ese mundo sabe lo que quiere consumir, tiene claros sus intereses y se dirigirá a quién se los ofrezca. 

Las primicias ya no están reservadas a los periodistas bien relacionados y con fuentes de calidad, hoy sólo se necesita un testigo con un smartphone y conexión a Internet. El periodista debe ser si cabe, más analítico. Debemos completar ese titular “express” con el contexto, los antecedentes, el análisis…aportando valor a la información.

El periodismo abrió espacio para la fotografía en 1880, supo adaptarse a la irrupción de la radio en los años 20 y asumió la revolución de la televisión en los años 50. Hoy Internet y las redes sociales están transformando nuestra profesión desde la libertad y la democratización de la información, y eso, digan lo que digan, siempre será una buena noticia.

Nuestro mayor reto es estar a la altura. ¿Qué vas a aportar tú en esta transformación?

Deja un comentario

Archivado bajo Mundo 2.0, Periodismo

Un post pesimista para un país perdido

Hace unos días hablando con la veterana periodista Rosa María Artal me contaba que en la transición española los políticos tenían que ganarse salir en televisión. Ahora, en demasiadas ocasiones los periodistas estamos a su servicio, toleramos las ruedas de prensa sin preguntas y no nos inmutamos al reproducir “mentiras evidentes enfrentadas” de uno y otro bando. Aludimos a la objetividad para justificarnos, pero en realidad es una falta de compromiso a nuestros lectores, un alejamiento claro de la esencia de esta profesión.

Zapatero, entre otras muchas cosas, ha renunciado a sus propios ideales siguiendo el dictamen de esos poderosos en la sombra que ordenan el mundo. Rajoy sigue agazapado esperando una oportunidad ya perdida. Jiménez y Gómez juegan a las encuestas sin ideas. Aguirre habla inglés en la intimidad de su propia privatización. Los sindicatos están en periodo de levitación. Sus excelentísimas Casa Real y Conferencia Episcopal han colgado el cartel: “Cerrado por falta de reforma. No llamen a la puerta”. Y el paro sigue creciendo.

Viñeta de Forges en El País

No me sorprende cuando la masa social, con el impulso de esas televisiones que han olvidado que formar e informar también es su responsabilidad, necesitan encumbrar a personajes como Belén Esteban. Debe ser el mejor líder disponible.

Los cuatrocientos hombres más ricos en Estados Unidos lo son un 8% más este año según la revista Forbes. En España aún no se han planteado nuevas tasas a las entidades financieras, ni más impuestos al “club del millón de euros”. No es por falta de actividad… se han congelado pensiones y sueldos, se han retirado un gran número de ayudas sociales y ahora sube la luz. ¿Hay alguien que siga dudando de quién está pagando la crisis?

Emerson dijo que “la gente no parece darse cuenta de que su opinión del mundo es también una confesión de su carácter”, el mío ha solicitado un plan de rescate.

(Columna de Opinión en Crónica Norte)

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos, Periodismo, Política

Periodismo 2.0: El ataque de Israel a la flotilla humanitaria por Gaza

La flotilla humanitaria por Gaza ha demostrado que las redes sociales, el periodismo ciudadano y la información 2.0 están cambiando la forma de acercarnos a la actualidad. La noticia crece, se completa con videos y testimonios directos, amplia sus fuentes, moviliza a los internautas y es de interés antes de ocupar las portadas de los grandes medios. 

Desde que esta flotilla iniciara su viaje hacia la franja de Gaza el periodista de Telesur, David Segarra ha informado en directo desde su perfil en Twitter ( http://twitter.com/Davidsegarra ) sobre lo que ocurría en este grupo de barcos cargados de ayuda humanitaria. Una de sus últimas comunicaciones, horas antes del ataque del ejército israelí ya hablaba de la presencia de helicópteros.

@DavidSegarra: Confirmado: hay al menos 2 navios israelies y helicopteros siguiendo a la Flota a Gaza. Los 6 barcos se encuentran bien y en ruta

Otro de los activistas Manuel Tapial lanzaba desde uno de los barcos de la flotilla y a través de la cuenta de Youtube de la Asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría, un llamamiento a las redes. Tapial pedía apoyo social y una necesaria implicación de la comunidad internacional, que como siempre ha llegado tarde.

Desde las 4 de la mañana, las comunicaciones desde la flotilla eran silenciadas. La televisión israelí confirmaba que el ejército interceptaba este grupo de barcos internacionales. Los disparos habrían causado la muerte de al menos 16 activistas.

Minutos antes de la confirmación oficial, en Youtube ya circulaban imágenes de los soldados hebreos abordando uno de los barcos.

Desde que la noticia ha llegado a las portadas de los medios de comunicación “tradicionales”, las redes sociales se están volcando. El perfil de David Segarra en Twitter ha duplicado los seguidores, se han convocado concentraciones a las 19h frente a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid y el Consulado de Israel en Barcelona y el perfil de Exteriores israelí en Twitter ha recibido cientos de “mensajes-protesta” hasta que ha eliminado su cuenta.

Puedes sumarte a la causa de miles de internautas en todo el mundo firmando el Manifiesto de Apoyo a la Flotilla por la Libertad de Gaza y por supuesto siguiendo todo lo qué está ocurriendo a través de su blog.

3 comentarios

Archivado bajo En la red, Periodismo

Vivo en un país de psicóticos, pero ZP se ha curado

La psicosis es un estado mental descrito como una pérdida de contacto con la realidad, la gravedad de esta afección psicológica en España es que tenemos políticos psicóticos, sindicalistas psicóticos, jueces psicóticos y periodistas psicóticos. Y así nos va.

Pero tengo una buena noticia, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero se ha curado. Esta semana ZP ha impactado con la realidad. Y tras meses de otro estado psicólogico alterado, la negación, ha sacado las tijeras para hacer un recorte económico que supone un cambio radical de su propio proyecto político.

Zapatero se ha suicidado  y el lo sabía. La historia recordará esa sesión del Congreso como la de un presidente abatido que pedía perdón a cada palabra y que reconocía que la ciudadanía no iba a entender las medidas.

En eso ha acertado, no las entendemos. Siempre he estado de acuerdo con la política de Zapatero de aumentar las prestaciones sociales, crear nuevos derechos o aumentar el estado de bienestar de la sociedad. Zapatero tuvo tiempo para contener el gasto y preparar al país para las vacas flacas, pero se dedicó a inyectar dinero a las entidades financieras.

El suicidio de este político ex psicótico nos deja como alternativa al señor Mariano Rajoy. ¡Por fin le hemos visto! Ha estado meses agazapado, escondido tras los arbustos de los casos de corrupción de su partido esperando a que ZP sacara las tijeras de poda.

Rajoy también está psicótico. De repente, es el mayor defensor de los gastos sociales, cuando ha estado meses solicitando al gobierno que pusiera en marcha de forma urgente un recorte de este tipo, cuando se opuso al chequebebe y cuando las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular son de las más endeudas del país.

En breve, ayuntamientos y gobiernos regionales recortarán gasto, aparecerán nuevas medidas de ahorro nacional, la subida del IVA, la petición de elecciones anticipadas…que seguirán afectado a los de siempre, a los ciudadanos de a pie.

Y la realidad es que los que han provocado esta crisis económica internacional siguen jugando con los mercados, moviendo fichas, manejando los gobiernos desde la sombra, rescatando unas fórmulas que nos han llevado al desastre…eso sí, bebiendo Moët & Chandom en sus sillones de piel.

Vivo en un país en el que la ultraderecha ha acabado con la carrera del juez más importante de la historia de la democracia.

Vivo en un país en el que los sindicatos convocan huelga por el recorte del sueldo de los funcionarios y no por los más de 4,6 millones de parados.

Hasta la victoria del Atlético de Madrid altera nuestro estado mental…¿Qué hará Joaquín Sabina con su canción?

“Qué manera de aguantar, qué manera de crecer, qué manera de sentir, qué manera de soñar, qué manera de aprender, qué manera de sufrir, qué manera de palmar, qué manera de vencer, qué manera de vivir”

Qué manera.

2 comentarios

Archivado bajo Política

Nuestro trabajo sigue siendo el mismo; “buscar y contar historias” (III Café & Periodismo)

Han cambiado las herramientas. Internet ha globalizado la información y es constante el debate entre lo digital y  el papel. Estos días hablamos de periodismo ciudadano y debatimos sobre la honestidad de los grandes grupos mediáticos.

Estamos en una época donde los periodistas pensamos demasiado en la plataforma donde se va a difundir nuestro trabajo y la agenda informativa está marcada por hombres de traje y corbata. Asistimos impasibles a ruedas de prensa donde no se admiten preguntas, reproducimos notas de prensa institucionales sin aportar nada y nos posicionamos en nuestra “información” sin ruborizarnos.

En cualquier momento creamos un circo mediático de una historia humana -la misma en todos los medios- y a la vez somos capaces de marcar la agenda política de nuestros dirigentes.

Este es el periodismo mayoritario que encontramos hoy y por eso es tan importante rescatar los principios de nuestra profesión. Eso es lo que precisamente Ramón Lobo reivindicó, con su experiencia y honestidad bajo el brazo, en cada una de sus palabras en el III Café & Periodismo.

Ramón Lobo nos ha mostrado a través de las páginas de El País la realidad de conflictos armados de países tan diferentes como Irak o Afganistán. Pero Lobo lo ha hecho a través de las voces de la gente, de uno y otro bando, sin utilizar adjetivos contundentes.

Ramón Lobo es un gran narrador, no de guerras sino de vidas.

La tercera edición de Café & Periodismo titulada “Corresponsales: Información en función del punto de mira”, nos acercó ese gran secreto, sencillo y a la vez reservado para unos pocos. Un buen periodista es un cazador de historias en pleno conflicto palestino y también en una redacción de cualquier ciudad española.

Con ese “secreto” como base, Lobo afirmó que el periódico de papel morirá después de que lo haga el último gurú más joven que haya predicho su desaparición. Defendió el periodismo ciudadano, no como fuente de información, sino como un nuevo ingrediente para que los periodistas la elaboremos. Y entre anécdota y anécdota, nos trasladó que el acceso a la información global y las nuevas tecnologías facilitan el trabajo del corresponsal de guerra, siempre y cuando no fallan.

En la boca del lobo, blog de Ramón Lobo

Me alegró descubrir que Ramón Lobo no defiende el “gratis total” en Internet, denuncia la desaparición de los grandes reportajes y rechaza el “periodismo orquesta”.

Como contrapunto al trabajo de Lobo, Mathieu de Taillac, corresponsal de Le Figaro en España nos mostró las dificultades de conseguir que un tema interese en la prensa internacional. Siempre me ha parecido peligroso que un corresponsal extranjero viva muchos años en un país concreto. La pérdida de la perspectiva y mentalidad de tu lector es una de las mayores tentaciones. Pero el propio De Taillac le quito importancia. En definitiva todos tendríamos que elaborar nuestro trabajo pensando en quién nos va a leer, colgar en la percha nuestras cargas vitales y personales antes de enfrentarnos a la página en blanco.

 “Omitir la palabra terrorismo en sus artículos cuando surgirá del lector ante la narración de los hechos”

Fue interesante como De Taillac defendió el uso de los tópicos como punto de partida de su propio trabajo o su defensa de omitir la palabra “terrorismo” en sus artículos cuando surgirá del lector ante la narración de los hechos. Sin duda es más honesto.

De Taillac contó como anécdota su función como “corresponsal de la península ibérica”, cuando tuvo que informar desde Madrid sobre el caso Madeleine McCann en Portugal.

Ramón Lobo coincidió en este punto con el corresponsal de Le Figaro, debemos reivindicar a los grupos mediáticos que inviertan en corresponsales extranjeros y tendríamos que evitar ser cómplices de esta estafa al lector.

En las palabras de Ramón Lobo en @cafeperiodismo, observamos con envidia, un periodismo en el que tu editor o jefe de redacción se sienta a desvelarte las claves de la profesión, donde el redactor pelea por la publicación de su artículo, donde la creatividad se premia, donde cazar historias es la columna vertebral de tu trabajo.

En este encuentro de profesionales de la comunicación en Madrid, las críticas más duras se plantearon contra los jefes de redacción, los editores, los grupos mediáticos…pero falta una importante reflexión.

Hoy hay mesas de redacción donde los periodistas no aportan temas, no se apasionan ni defienden sus historias, utilizan el copia-pega y dedican demasiado tiempo a mirar que y cómo lo están contando el resto de medios.

El periodismo está en el punto de mira de la mediocridad y la falta de honestidad. Un riesgo que se merece compartir nuevos encuentros con café.

El mío…sólo y largo.

4 comentarios

Archivado bajo En la red, Periodismo