Archivo de la etiqueta: sanidad

Es cierto, señor Rajoy, la mayoría no se manifiesta pero ya está preparando la pancarta

Señor Rajoy, desde el otro lado del planeta ha hecho usted un reconocimiento a “la mayoría de españoles que no se manifiesta, que no sale en las portadas de la prensa y no abre los telediarios”. Calcula usted que son la mayoría de los 47 millones de personas que viven en España, pero sus cálculos están equivocados. De hecho, cada día en los medios de comunicación les vemos desfilar entre desahucios, colas del paro, subidas de impuestos, comedores sociales, congelación salarial, reducción de consumo, cierre de negocios…sobreviviendo a esta realidad que está desintegrando su bienestar social.

Sólo ha acertado en decir que “no se les ve, pero están ahí”, aunque mal expresado. El problema es que ni usted ni su gobierno les ven, pero efectivamente están ahí.

El juego de “las dos Españas”, que durante años han alimentado por igual su partido y los situados a la izquierda, está perdiendo seguidores. La mayoría de los ciudadanos estamos formando nuestro posicionamiento político lejos de las líneas marcadas por los actuales partidos. Y nuestro alejamiento es cada vez más profundo.

Ya no somos ni fachas, ni rojos, ni liberales, ni comunistas, ni antisistema…en estos tiempos de dificultades económicas sólo queremos justicia, sacrificios compartidos, sensibilidad y austeridad bien suministrada. ¿Es mucho pedir?

Esos ciudadanos que usted no ve, no entienden que haya una clase privilegiada formada por políticos y asesores, banqueros y defraudadores, sindicatos liberados y adjudicatarios públicos…

Nos repugna descubrir que en la España de los recortes, una madre pague más por mandar a su hijo con tuper al colegio que un diputado por el menú del restaurante en la Asamblea de Madrid. Nos indignamos cuando conocemos que hay que pagar la ambulancia que nos lleva a recibir un tratamiento de diálisis o quimioterapia mientras que cada diputado del Congreso cuenta con cerca de 20.000 euros para viajes en “bussines”. Nos enfadamos al ver que mientras los funcionarios se han quedado sin paga y han visto reducir su sueldo, ustedes mantienen asesores con salarios sobredimensionados y sospechosas funciones.

Nuestro poder adquisitivo se ha transformado en conseguir llegar a fin de mes. Estamos rodeados por el copago farmacéutico y sanitario, la subida de tasas universitarias, los precios de escuelas infantiles, la subida de impuestos, la congelación salarial, apuntaladas con peor sanidad y educación. Y seguimos buscando la persecución contundente del fraude fiscal, el impuesto a las grandes riquezas, el adelgazamiento de las administraciones públicas, el impuesto de transacciones financieras o una banca de la economía real y social.

Es cierto, señor Rajoy, la mayoría no se manifiesta pero ya está preparando la pancarta, al menos en su interior.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

El sistema sanitario público español convertido en aseguradora

El Real Decreto de Medidas Urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud no hace sino alejarnos del modelo de la salud como derecho ciudadano universal. Una decisión del gobierno estatal que expulsará a miles de ciudadanos del sistema bajo la excusa del ajuste del gasto. El gobierno sabe que en nuestra sociedad está bien arraigada la postura racista ante los servicios públicos de “los españoles primero” y está será otra baza de su justificación.

Lo cierto es que la reforma no sólo dejará sin tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares, también se llevará por delante la atención primaria de parados que han agotado su prestación, autónomos que dejen de cotizar o a los estudiantes mayores de 26 años que no hayan conseguido su primer empleo. Realidades sociales que ante el panorama actual no dejarán de crecer a nuestro alrededor.

Para los profesionales de la sanidad, la medida no es solo absurda y excluyente, además encarecerá y perjudicará al sistema actual. Estos colectivos “no cotizantes-no asegurados” si serán atendidos en las urgencias de centros de salud y hospitales, que se saturarán, aún mas.

Por mucho que nuestros políticos repitan adjetivos como “insostenible”, España es uno de los países europeos que menos aporta por habitante a la Sanidad Pública. Desde hace veinte años su financiación no depende de la Seguridad Social sino de los impuestos, incluidos “los céntimos sanitarios” que han impuesto algunas comunidades autónomas.

Así que se trata de que asumamos que quién no paga, no obtiene el derecho universal y constitucional a la salud. ¿Llegará en breve la mano privada para prestaciones calificadas ahora como accesorias?

Si no tienen ustedes una salud de hierro, vayan preparando el bolsillo.

Deja un comentario

Archivado bajo Política